Marchando una de souvenirs

Que el geocaching es una actividad llena de posibilidades y variantes es un hecho que no se le escapa a nadie que lleve algún tiempo en este mundillo. La búsqueda de un caché tradicional, aunque es la más extendida, no es la unica posibilidad que nos ofrece nuestra afición… Resolver un complejo puzzle a través de un unknow cache, dar un paseo por la ciudad gracias a un multi cache, aprender algo sobre la formación de un volcán a través de un earth cache, disfrutar de un videojuego interactivo gracias a un wherigo, conocer a más compañeros de afición en un evento… ¡¡¡Y muchas más posibilidades que podrían haber si Groundspeak quisiera!!! Pero eso es otra historia…

Una de las variantes que ofrece el geocaching, y que por lo general suele ser desconocida para los nuevos jugadores, es la posibilidad que, desde Groundspeak, nos dan de alimentar nuestra faceta de coleccionistas a través de los llamados souvenirs, que no son otra cosa que pequeños dibujos que se añaden a nuestro perfil cuando cumplimos determinados retos o requisitos que nos proponen desde la empresa de Seattle. Encontrar un caché en el llamado “Día Internacional del Geocaching”, asistir a un MEGA, participar en un CITO un día concreto… o locuras como la propuesta en agosto del 2013 de encontrar un caché cada uno de sus 31 días a cambio de un simple dibujo que no sirve para nada…

¡¡Y ahí precisamente se encuentra la polémica!!

souvenirs

He escuchado en muchas ocasiones que los souvenirs son algo absurdo porque no sirven para nada. Y efectivamente así es. Pero en mi opinión aportan un par cosas interesantes que los convierten en un gran acierto de Groundspeak que debería explotar mucho más, proponiéndonos muchos y constantes retos para conseguirlos:

En primer lugar, y como he comentado anteriormente, los souvenirs gustan al coleccionista que llevamos dentro. A ese niño/a que cambiaba cromos en el patio del colegio le sigue gustando “hacerse con todos” y “conseguir el que le falta”… Y aunque, como en todo, existen excepciones, creo que al geocacher le gusta coleccionar. Por ese motivo no se conforma con vivir la aventura física de encontrar un caché y, al llegar a casa, lo registra para que se sume a su lista de encontrados… ¡No nos engañemos! Coleccionamos registros de cachés que, realmente, tampoco sirven para mucho.

En segundo lugar, creo que un souvenir puede servir de excusa para hacer algo que, quizá, no se haría si no existiera ese dibujito. Recuerdo con mucho cariño la geo-locura de agosto de 2013 (único mes en 3 años como geocacher en el que he geocacheado todos los días del mismo). Es cierto que aquello también motivó, en algunos lugares, registros falsos para conseguir el souvenir del día en el que no se podría haber conseguido, pero volvemos al recurrente tema de las trampas: ellos sabrán… También podrían registrar como encontrados mañana mismo todos los cachés de Portugal y no por ese motivo queremos que se acabe con el geocaching… Que alguien se haga trampas no afecta en nada a mi geocaching y espero que al tuyo tampoco.

En definitiva creo que, bien usados, los souvenirs podrían hacer del geocaching algo más divertido para aquellos geocachers que quisieran aceptar el reto que plantean. Sólo hay que hacer volar la imaginación en busca de los más sorprendentes desafios relacionados con nuestra afición y diseñar un bonito souvenir para motivar a la comunidad a cumplirlo.

Precisamente hoy se ha filtrado en WI.GEOCACHING.COM la noticia de que entre mañana viernes y el lunes se anunciarán de forma oficial desde Groundspeak  dos nuevos souvenirs que podremos conseguir con ocasión de “EL DÍA PI” : uno por asistir a un evento durante el 14 de marzo y otro por registrar como encontrado un unknow caché (mistery) durante esa misma jornada.

Es cierto que los souvenirs no sirven para nada. Pero podría apostarme algo a que, de confirmarse la exclusiva de WI.GEOCACHING.COM, en los próximos días vamos a ver una proliferación de eventos de cara a “EL DÍA PI”, así como un crecimiento exponencial de los will attends a los eventos ya existentes… De lo cual me alegraré, porque implicará que el geocaching estará más vivo… ¡¡Y eso siempre es una buena noticia!!

Desde aquí te invito al evento que organizamos en Millena, un pequeño pueblecito entre Alicante y Valencia, con motivo de EL DÍA PI. Estará lleno de sorpresas, actividades, regalos y mucho geocaching (y, de confirmarse la noticia, podrás conseguir tus dos souvenirs)… ¡¡¡Haz ya tu will attend!!!

EL DÍA PI

2015-2-9_19-21-11-789_Vorschau_1

¿Y a ti? ¿Te gustan los souvenirs u opinas que no sirven para nada?

Anuncios

El mistery que acabará con todos los misterys…

Geocheck.org ha sido hackeado…

Estas son las lamentables palabras con las que se ha encontrado todo aquel que haya accedido a la popular página en los últimos días. Una noticia triste y absurda, que introduce en el mundo del geocaching a toda esa escoria humana que dedica su tiempo y brillante intelecto a buscar maneras para molestar a otras personas, robarles su dinero y hacer trizas horas de su trabajo por el simple hecho de demostrar que pueden hacerlo o, aún peor, para llegar a lucrarse con ello. Llevamos décadas viendo sus virus, troyanos y demás basura sin sentido y ahora han ido a por nosotros los geocachers…

Pero, ¿qué es geocheck? ¿para que sirve y por qué su hackeo podría hacer del geocaching algo mucho más aburrido en mi opinión?

Una de las modalidades más controvertidas del geocaching es la de los cachés de tipo Unknow, popularmente conocidos como misterys. Su característica principal es que su página en geocaching.com no muestra las coordenadas en las que el contenedor está escondido, sino que plantea un juego, un puzzle más o menos retorcido, tras cuya resolución se obtienen precisamente las “coordenadas finales” del escondite. La página geocheck.org ofrece al geocacher la posibilidad de comprobar si las “coordenadas finales” que ha obtenido tras resolver el mistery son las buenas, es decir, si ha resuelto correctamente el puzzle, o bien debe seguir investigando.

Son los misterys un tipo de caché muy especial, en el que las formas de solucionar el puzzle son tantas y tan variadas como amplia sea la imaginación del owner. Por este preciso motivo la comunidad geocacher se divide entre aquellos a los que nos apasiona el desafio de resolverlos y aquellos que opinan que, en su gran mayoría, sólo pueden ser resueltos con ayuda del propietario. Sin embargo es este un debate interesante, que nos proporciona horas y horas de discusión entre compañeros y que no debe ir más allá del recurrente “sobre gustos no hay nada escrito”. A los que nos gustan los misterys seguiremos trabajando por buscar nuevas soluciones y diseñar originales propuestas, mientras que  aquellos geocachers a los que no les gustan, no les prestarán mayor atención y dirigirán su tiempo y esfuerzo al tipo de geocaching que les interese.

En mi opinión, los misterys no sólo plantean un reto intelectual en muchas ocasiones apasionante, sino que sirven para fomentar el componente social del geocaching. Son un tema recurrente de conversación durante los eventos, en el que distintos geocachers ponen en común sus puntos de vista sobre la posible solución del último enigma publicado, o bien directamente interrogan con mayor o menor sutileza al owner en busca de una pista que oriente su investigación, siempre a cambio de la preceptiva cerveza… Se crean alianzas  temporales entre compañeros para su resolución… Se busca consejo de geocachers que ya hayan llegado hasta el final, llegando a formarse buenas amistades a raiz de estas solicitudes… Dan, en definitiva, vida al geocaching. Un mapa lleno de cajas verdes y sin una sola interrogación daría lugar a un geocaching más apático, menos desafiante, más aburrido independientemente de que a alguien le guste resolverlos o no…

Y ahora llegan los piratas del geocaching y atacan la base de datos que contiene la solución a miles de misterys por todo el mundo (cebándose especialmente con Alemania, nucleo fundamental del geocaching europeo), haciendo públicos los datos obtenidos y convirtiendo todas esas interrogaciones azules del mapa en cachés tradicionales que, no debemos olvidar, suponen más del 80% del total de geocachés escondidos en el mundo. ¿Por qué? ¿Para demostrar que pueden hacerlo? Muchas gracias señores, acaban de destrozar horas y horas de trabajo, ilusión y esfuerzo no retribuido de cientos de owners que retuercen sus mentes para proporcionar diversión a sus compañeros geocachers… Disfruten de su búsqueda de tradicionales y vean crecer su número de misterys encontrados… Al fin y al cabo han resuelto el mistery que podría acabar con todos los misterys… ¡¡¡FELICIDADES!!!

Hoy es un día triste para el geocaching… Todo mi apoyo a los responsables de geocheck.org y muchas gracias por el fantástico servicio que nos ofrecen de forma totalmente gratuita. Por favor, no utiliceis las coordenadas finales publicadas… No os hagais trampa a vosotros mismos…

Podeis encontrar toda la información técnica del hackeo así como las distintas recomendaciones que nos dan desde geocheck.org (especialmente sobre el necesario cambio de contraseñas) en el brillante artículo escrito por Mitesoro en geocachingspain.com: “Geocheck ha sido hackeado“.

¿Y a ti? ¿Te gustan o no los misterys?