Moratoria = “Si yo no puedo, que nadie pueda”

Como bien sabe todo aquel que siga este blog, siento una especial predilección por los cachés de tipo challenge en los que, más allá de plantear la búsqueda de un caché, el owner invita a todo aquel que quiera registrarlo como “ENCONTRADO” a que cumpla determinado reto relacionado con sus estadísticas de cachés encontrados. La política de Groundspeak es clara respecto a la posibilidad de exigir cualquier requisito adicional a la firma del logbook para que el owner permita registrar el caché en la web: No los permite en ningún caso. Al contrario de lo que ocurría antes, ya ni tan siquiera en los earth cachés se puede obligar al geocacher que lo registra a añadir una foto en el log como prueba de que ha estado en el lugar. ¡¡NO!! Las reglas son claras: Si has firmado el logbook, puedes apuntártelo como encontrado y no hay más que hablar.

¿Cómo encaja esta política con los cachés de tipo challenge? Es sencillo. En las propias guidelines se nos dice, de una forma un tanto incoherente y hasta sin sentido, que el reto planteado en los cachés de tipo challenge no se considera un requisito adicional para el registro y se permitirán siempre y cuando el owner acredite que el mismo cumple los requisitos exigidos o bien que  un “número considerable” de geocachers lo cumplen, así como que existen “suficientes” de los cachés necesarios para cumplir el reto en el momento de su publicación. No es cuestión de plantear aquí la clara indeterminación de los conceptos “considerable”, “suficiente” o “razonable”, ya que parecen redactados con el claro y razonable objeto de permitir un margen de maniobra lo suficientemente amplio a los revisores a la hora de publicar o no un challenge. Nos quedaremos únicamente con que un challenge resultará “publicable” si es posible de cumplir y no parece dirigido a un geocacher o grupo de geocachers concreto. Todas las demás normas aplicables pueden leerse con detenimiento en el enlace proporcionado al inicio de esta entrada.

A pesar de la aparente claridad, que no determinación, de estas guidelines, desde el día de ayer (21 de abril de 2015) ha comenzado una moratoria que impedirá la publicación de cachés de este tipo durante un año tal y como podemos leer en este enlace. El motivo textual que se nos da para justificar esta medida es que “hay muchos aspectos de los challenge que pueden hacerlos frustrantes para la comunidad. No son un tipo de caché diferente [ya que se plantean como misterys] ni tienen un atributo específico, por lo que los requisitos de registro son fácilmente incomprendidos. También pueden ser muy difíciles de publicar debido a la gran subjetividad involucrada en relación con otros cachés. […] Aunque sólo representan el 1% del total de cachés enviados a revisión, constituyen EL GRUESO DE LAS APELACIONES HECHAS A LA SEDE DE GEOCACHING.COM“.

Por estos motivos, durante el larguísimo periodo de 1 año, se van a dedicar a estudiar el concepto de los challenges, a tomar nota de las sugerencias de la comunidad y a perfeccionarlos para que sean más claros de entender sin perder su esencia. Comprendo perfectamente la medida adoptada por Groundspeak y, en esta ocasión, culpabilizo totalmente a ese sector de la comunidad  geocacher que responde a la fórmula “si yo no puedo tenerlo, que nadie pueda“, o peor aún “si yo no puedo hacerlo, es que no puede hacerse” que, obviamente ha colapsado de quejas el correo de la empresa de Seattle cada vez que se publicaba un challenge cerca de su domicilio, llenos de frustración al no poder conseguir un nuevo caché encontrado por no cumplir los requisitos exigidos. Ese sector que no se ha propuesto el conseguir superar el reto mediante su actividad geocachera a medio/largo plazo, o bien olvidarse de él y colocarlo en su ignore list, y que ha preferido protestar y protestar hasta que ha llegado esta moratoria con la que hoy nos encontramos y que nos ha dejado al resto de compañeros, a los que si nos gustan estos retos, sin nuevos challenges durante un año… y después ya veremos.

Desde este mismo momento, en los foros de geocaching.com se ha abierto un hilo en el que se pide a la comunidad que se pronuncie a tenor de los challenges mediante cinco simples preguntas: 1) ¿Qué es lo que te gusta de los challenges? 2) ¿Qué es lo que no te gusta de los challenges? 3) ¿En que te gustaría que cambiaran los challenges? 4) ¿Cuál sería tu challenge favorito? 5) ¿Qué evitarías en un challenge? Por si a alguien le interesa, mis respuestas traducidas al inglés tristemente por google han sido las siguientes: 1: Me gusta que supone superar un reto más allá de la simple búsqueda de un caché. 2: No hay nada que no me guste. 3: Daría mucha más libertad al owner para plantear los retos y no los restringiría exclusivamente a sus estadísticas en geocaching. 4: Un reto que me hiciera vivir una aventura distinta o me permitiera disfrutar de una experiencia cultural a la que no se puede llegar con un caché tradicional. 5: Creo que censurar la creatividad de los owner nunca puede ser bueno.

Ahora sólo nos queda esperar a ver como evoluciona el tema durante un año y ver si esta moratoria, en efecto, nos devuelve unos challenges mejor planteados, mas claros y divertidos, o bien hace que caigan en el olvido como ya pasó antes con los cachés virtuales, las web cam o los viejos challenges que, en efecto, se convirtieron en una tonteria por la mala práctica de los owners, pero que tenían un potencial inmenso para hacer evolucionar el geocaching hacia algo más que buscar un caché para aquellos de nosotros que quisieramos sumarnos a esa evolución. Te invito a que participes en la encuesta que nos ha lanzado Groundspeak y des tu opinión sobre los challenges en un sentido u otro.