La ignorancia es el padre del miedo

Durante el día de ayer estuve siguiendo de cerca la evolución de unos acontecimientos vía Facebook que me han impulsado a escribir esta entrada, encabezada con una cita de “Moby Dick”, “la ignorancia es el padre del miedo”, que pienso se ajusta como un guante a los mismos.

El objeto de esta polémica es el caché “Baleo Claudia. Conociendo Andalucia” (GC57CXK), perteneciente al Al-Andalus Team. Un caché que forma parte de una serie que, de forma general, pretende transmitir que en Andalucia “no sólo tenemos playas sino también sierras, campiñas, marismas y desiertos; no solo bailamos sevillanas, sino también verdiales y fandangos, no solo somos camareros o señoritos cortijeros sino también esforzados mineros, aceituneros altivos e incluso actores de espaghetti western; no somos vagos o perezosos sino que nos conformamos con poco para poder deleitarnos con un suave amanecer, un glorioso atardecer o un paisaje prodigioso”; es decir, trata de difundir y promocionar la cultura e importantísimo patrimonio andaluz. De forma particular el caché en cuestión pretende dar a conocer a la comunidad geocacher el Conjunto Arqueológico de Baleo Caludia, en Cádiz, a través de una detallada explicación de sus carácteristicas que cualquiera que visite la página de su listing puede leer detenidamente. Un caché que desde su publicación había sido visitado por 59 equipos de geocaching, en cuyos logs podemos leer apreciaciones como:

Despues de tres maravillosos dias en Tarifa, disfrutamos de las increibles playas, aprendimos de su historia con sus diferentes culturas y comimos dpm!!!:D

salimos encantados con la visita a Baelo Claudia. Lugar mágico para vivir escogieron buena ubicación.gracias por el caché

Encontrado en una visita a estas fabulosas ruinas tan bien conservadas“…

Entonces ayer (21/09/15), la Administración de complejo arqueológico escribió la siguiente entrada en su muro de Facebook.

0000000000000000000Una entrada que, desde su titular hasta su amenazadora conclusión, resulta a todas luces sensacionalista, desinformada y provocadora y que, muy posiblemente, sea el resultado de una opinión adquirida tras la visualización del video de youtube al que hace referencia y que, en mi opinión, únicamente muestra a unos jóvenes divirtiéndose en un lugar solitario y alterar en ningún momento la estructura de las ruinas en las que se encuentran.

Pero si triste es la precipitada acción de esta Administración Pública, mucho más lo es la repercusión que ha tenido entre aquellas personas que han leído la entrada y, sin buscar otra fuente de información para contrastar, inmediatamente han hecho suya la opinión expuesta, encontrándonos lindeces como las siguientes:

00000000000000000000000000000000000000000000000000

0000000000000000000000000

Este tipo de opiniones entre gente ajena al geocaching es más de lo que otros compañeros y yo mismo pudimos soportar, por lo que intervenimos en el hilo exponiendo nuestra opinión. La mía, en concreto, se centró en que si bien es cierto que un owner debería esconder con sentido común para evitar el deterioro de cualquier estructura, y mucho más si se trata de un patrimonio histórico/cultural protegido, es cierto que muchas veces la equivocada intención de querer que el contenedor se esconda en el mismo lugar que queremos enseñar, nos hace tomar decisiones equivocadas que deben ser corregidas cuando, como en este caso, se nos llama la atención sobre el hecho. Además también quise dar a entender con cierta ironía lo estupido que es formarse una opinión negativa de una actividad simplemente siguiendo el primer argumento, video, opinión (o lo que sea) que recibimos de la misma.

0000000000000000000000000Desde este punto, profundicé un poco más en el asunto y fue cuando todo comenzó a caer por su propio peso. El caché en cuestión en absoluto se encontraba en el espacio de las ruínas como yo había supuesto en un principio, sino en un pequeño murete EN LA ZONA DE APARCAMIENTO. Entonces interpreté que todo lo expuesto por la administración del centro no eran más que escusas, y además malas. El patrimonio historico-cultural que administran en ningún momento corría peligro alguno por la búsqueda del caché y muchísimo menos la integridad de los visitantes al centro. Lo único que ha ocurrido es que han detectado algo extraño a través de las cámaras de seguridad, han investigado y han descubierto que una actividad ajena y desconocida para ellos se desarrollaba en las proximidades de sus instalaciones. La ignorancia es el padre del miedo, miedo a que el geocaching pueda afectar de forma negativa a sus intereses y han actuado en consecuencia exigiendo la retirada de ese elemento extraño.

Esto, aunque pueda resultar triste y absurdo para los que no somos ignorantes sobre lo que es el geocaching, sin embargo se ajusta plenamente tanto a Derecho, como a las normas que nos da el propio geocaching. Es lamentable, pero los dueños, tal y como hicieron de forma instantanea, deben retirar el contenedor denunciado.

Fue entonces cuando intervino en el hilo McRover, el revisor de esta zona, con la clase y corrección a la que nos tiene de sobra acostumbrados. Se presentó y expuso la realidad de lo que es el geocaching y este caché en concreto a la administración del complejo, solicitándoles colaboración para convertir el objeto de la polémica en algo aceptable para ellos.

0000000000000000000000000A partir de este momento la administración, lejos de hacer como otras muchas Administraciones Públicas han hecho antes (Ayuntamiento de Pilar de la Horadada, Universidad de Alicante, Ayuntamiento de Cañamero…) y aceptar de buen grado la oferta de colaboración planteada para que ambas partes se vieran beneficiadas, decidió cambiar su argumentación. Lo importante ahora no era el posible perjuicio del patrimonio gestionado. Sino que se trató de convencer a los interesados de algo que NUNCA nadie había puesto en duda en el hilo, como es que para esconder un caché se precisa de autorización. Además, a partir de ese momento lo que trataban de proteger era la diversidad biológica que alberga el muro donde se oculta el caché. El ridículo comenzaba a ser bochornoso.

00000000000000000000000000000000000000000000Para cerrar el tema, al menos de forma oficial. McRover no dudó en utilizar la ironía para poner de manifiesto el comportamiento absurdo de la admnistración:

0000000000000000000

El caché se archivó tal y como dicen las normas y el asunto se cerró.

0000000000000000000Dejando al margen la estrechez de miras de la administración del recinto, su falta de capacidad para el diálogo y su nefasta gestión y argumentación en esta situación… Sin entrar a valorar esa costumbre tan española de hacernos ideas preconcebidas sobre algo en base a una primera fuente de información y publicarlas en internet sin tomar en consideración como puede afectar eso a otras personas… Creo que es interesante que la experiencia nos sirva a los geocachers para reflexionar sobre los lugares que seleccionamos para esconder nuestros cachés y la manera en que realizamos nuestras búsquedas. Debemos evitar colocar nuestro contenedor cerca de cualquier estructura que pueda ser destruída o desmontada por los geocachers que van a por él. Debemos buscar con criterio y sentido común para evitar que quien nos pueda ver piense de nosotros algo totalmente contrario a lo que realmente hacemos. No permitamos que una situación como la vivida ayer se repita por nuestra torpeza.

Todo mi apoyo al Al-Andalus Team. Seguid con el mismo espíritu de mostrar a la comunidad geocacher, sin duda la más respetuosa y amante del patrimonio natural y cultural de nuestro planeta que yo he conocido nunca, las maravillas que esconde Andalucía y no permitais que la situación generada por el miedo nacido de la ignorancia os afecte.