Investigación en Geocaching, ¿posible? por NaxoMenX

Desde el nacimiento de este blog llamado Geocacheando El Mundo, fue mi intención que fuera una plataforma de expresión para todo aquel compañero geocacher que tuviera algo que contar, independientemente de que la opinión que expusiera estuviera en consonancia o no con mis propias ideas.

Durante el pasado GeHoradada mi amigo NaxoMenX participó en una pequeña mesa redonda que se ofreció a los participantes en el MEGA y aportó su interesante punto de vista sobre lo útil que sería que los propios geocachers desarrollaran una línea de investigación sobre los distintos aspectos del geocaching. Al ser ese “desarrollo científico” del geocaching uno de las principales metas y aspiraciones de Geocacheando El Mundo, le ofrecí la posibilidad de escribir un artículo al respecto, que es el que les ofrezco a continuación.

Me reitero en la posibilidad que tiene cualquier lector de utilizar esta plataforma para exponer sus puntos de vista y abrir cualquier debate sobre nuestra afición que, sin duda, nos enriquecerá a todos.

____________________________________________________________________

Investigación en Geocaching, ¿posible?

Primero de todo, gracias a Manupor3 por prestarme voz en este blog tan relevante dentro de la comunidad geocachera, sobre todo la mediterránea. Me presento, soy NaxoMenX, geocacher valenciano, estudiante de comunicación audiovisual que conoció el Geocaching hace un par de años. Para ahorraros unos cuantos párrafos sin chicha alguna, os diré que mi intención con este texto es compartir mi visión del Geocaching con ustedes. Estructuraré dicha perspectiva en etapas, pues he vivido el Geocaching desde tres facetas distintas.

 

Desde la terapia. A partir de este juego pude ordenar mucho mejor mis ideas. Es increíble la forma en la que alguien puede desinhibir su problemática personal mediante el Geocaching. Por un momento puedes olvidarte de tus preocupaciones, leer información interesante y particular, sin olvidar el tiempo que encuentras para ti mismo. Conozco gente que ha vuelto renovada después de una ruta senderista. Impacta ver toda una ruta llena de cachés elaborados especialmente para el entorno que los rodea. En definitiva, Geocaching sirve como vía de comunicación para personas con dificultad a la hora de socializar, lo he visto sobre todo en menores, pero también en adultos; al igual que funciona perfectamente como vía de escape y reflexión para quienes se estresan (o deprimen) en su día a día. Fijarse objetivos en Geocaching es muy sencillo y a la vez gratificante.

 

Desde el ocio. Una vez me adapté a la dinámica del juego, la diversión estaba asegurada. No pasaba nada si no encontraba geocachés, el mero hecho de disimular en plena calle y rodeado de muggles ya merecía la pena, (grandes intérpretes pueden salir de este juego). El disimulo es primordial, cuando consigues unos cuantos sin que nadie te vea aprendes a estar más relajado, la confianza aumenta y el éxito es exponencial. Pero la calma no lo es todo, el respeto también debe primar. Geocaching ofrece, indirectamente, toda una infraestructura para desarrollar ese respeto, aunque el verdadero paso debe nacer del usuario. Existe un porcentaje que encuentra placer en el expolio de geocachés, ¿malo? ¿bueno? Juzguen ustedes. El caso es que Geocaching es puro ocio, y más.

 

Desde el estudio. Un día extrapolé mi hobby favorito a mis estudios, y funcionó. Un geocaché escondido en una ciudad responde directamente a la teoría de la semiótica urbana (análisis del sistema de signos, en este caso, de la calle). No tardé mucho en ver los geocachés como articulaciones de la calle, un dedo, un brazo, una pierna más que solo interactúa con los usuarios que conocemos su escondite. Es además una red social, tanto en el logbook, como en los geoeventos y en el centro de mensajería. Geocaching es cultura, turismo, juventud, vejez, historia, etc. Y algo que me sorprende en lo social es la ausencia política en una casi absoluta mayoría de cachés. Geocaching es de los pocos juegos que unirá seguidores de distintos partidos políticos, equipos de fútbol, religiones, etc. También es cierto que el juego reúne a gente que rehuye lo convencional. Si pudiera, les mostraría toda una serie de cifras, datos objetivos, índices y tendencias que ayuden a formar una opinión con mayor propiedad, pero no tengo nada de eso. Ahora ya saben un poco mejor cuales son mis intenciones con este escrito.

 

En una geocharla organizada durante el MEGA GeHoradada 2016, se comentaron diversos temas (LabCachés, revisores, etc.). En mi caso, compartí la visión que tengo a todo esto. Observando el juego tanto de cerca como de lejos, cabe destacar un par de momentos, etapas durante y después de la búsqueda. Todo usuario debería poder analizar un geocaché y su interacción desde una perspectiva semiótica, social (muggle) y técnica. Esto de lo que intento hablar no es fácil de desarrollar en estás líneas, se necesita de una investigación seria, con sus horas de trabajo y análisis, con datos que siempre concluirán en la opinión del usuario. ¿Universidad del Geocaching? Bueno, al fin y al cabo existe, aunque fragmentada en cientos de ramas de conocimiento. Sin embargo, ¿no sería más efectivo si un owner novato pudiera acceder a datos, números, porcentajes sobre el efecto del pegamento X en determinado ambiente, la efectividad y clases de imanes, índice de supervivencia de los cachés de X estrellas según en qué ciudad, etc.?

 

Obviamente, cada persona es libre de demostrar por si misma si los materiales utilizados en la elaboración son los adecuados. No obstante, el tiempo que se ha ahorrado todos los usuarios consumidores de esos datos podrá ser invertido en nuevos objetivos, descubrimientos. En otras palabras, hablo de una quimera llamada “banco de información de Geocaching”. Parece imposible, y tampoco es que lo desee a escala global, pero localmente puede ser de gran utilidad. Si nos lo tomáramos a pecho, llegaría a divertir tanto a franjas de edad tan dispares, que mucha gente encontraría su vocación investigadora (pese a que tuvieran que buscarse otro sector ‘remunerado’). Les confesaré algo. Cuando tenga la oportunidad, intentaré investigar la “creación de geocachés cero”, es decir, contenedores desarrollados por muggles que han recibido información muy limitada (incluso distorsionada) de Geocaching. Si pedimos a 10 geometrales que hagan un geocaché cada uno, quizás 1 puede cambiar la perspectiva de todos nosotros, dar la vuelta al marcador y romper los esquemas en cuanto a relación geocaché-geocacher se refiere.

 

Con estas últimas líneas me despido. Agradezco vuestra atención. Intentaré escribir más entradas sobre este tema que concierne a todo aquel amante geocacher e inconformista de aquello que le rodea. Admito que no es sencillo de entender, pues es algo que no existe (todavía) y un par de páginas no son suficientes para indagar en el concepto. Solo espero que hayáis coincidido con mis ganas de aportar mi granito de arena a este bonito juego llamado Geocaching.

 

Reciban mi más cordial saludo.

NaxoMenX

Lo demás, es silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s